Funcionamiento del Servicio

casas

  • Ratio

Ofrecemos un servicio familiar en grupos reducidos de 4 ninos/as, lo que permite una verdadera atención individual. La normativa permite incluso tener excepcionalmente un quinto niñ@. Esta ratio reduce significativamente el contagio de enfermedades.

  • Calendario y horario

Las casas nido están abiertas todo el año, con excepción de la semana de San Fermín, la Navidad,  la Semana Santa y los festivos oficiales de la Comunidad de Navarra. El horario de entrada y recogida de los niños/as es flexible,  ajustándose siempre al horario laboral de cada educadora. Se acuerda entre las familias y las cuidadoras, buscando siempre un equilibrio entre las necesidades de los niños/as, las necesidades de las familias y las necesidades del servicio.

  • Comidas

Las familias aportarán la comida de sus hijos/as desde casa, asegurando así una correcta nutrición. Las educadoras ayudamos a la adaptación de cada niño/a a las peculiaridades de sus familias. La comida es un momento de gran importancia educativa, supone alegría compartida y a través de la comida el niño/a se expresa emocionalmente. Por lo tanto, nos esmeramos en cuidar el ambiente.

  • Fiestas

Tenemos en cuenta la realidad de cada casa (edades, grupo, etc) y atendiendo a esto celebramos algunas fiestas: carnavales, navidades etc., pero siempre prevaleciendo los ritmos, y necesidades de cada niño/a y el grupo en general, ya que las rutinas diarias son nuestra base educativa.

  • Ciclos biológicos

En las casas nido ofrecemos también la posibilidad de contacto con la naturaleza y los ciclos vitales con paseos en los jardines y zonas verdes de cada casa y en algunas de ellas con su propio jardín posibilitando experimentar con flores, frutos, piedras, arena, ramas, el sol, el aire, etc., aportando así esta experiencia vital a los niños/as. Estos mismos ciclos de la naturaleza están en el ciclo biológico humano (sueño/vigilia, actividad/ descanso, alimentación/ evacuación…) ritmos que respetamos en todo momento, atendiendo a la demanda del niñ@.

  • Adaptación

Esta forma de trabajo permite realizar la adaptación a la medida de las necesidades de cada niño/a y familia. Es si cabe el momento más importante. Nuestra experiencia nos muestra que la transición de la familia a una casa nido es mucho más sencilla dado el ambiente familiar que impera, la coherencia de los espacios y las relaciones afectivas de calidad que se producen en el día a día de las casas nido, lo que facilita que los niños/as lleguen a sentirse como en su propia casa. La adaptación se realiza de forma progresiva, pudiendo permanecer los padres en la casa mientras se lleva a cabo.